Tulsa

Arresto de ex-policía de Tulsa legal, reglas de la corte de apelaciones | Noticias de crimen

El tribunal de la corte estatal abusó de su discreción cuando dictaminó que el arresto de un ex oficial de policía de Tulsa por un cargo menor relacionado con el alcohol violó la ley estatal, dictaminó el jueves la corte de apelaciones del estado.

Tribunal de Apelaciones Penales de Oklahomaen una opinión publicada, revocó un fallo de la corte de distrito de que el arresto por parte del Departamento de Policía de Tulsa de Clay Ballenger, entonces teniente de policía de Tulsa, violó las leyes estatales de arresto por delitos menores.

“El estado proporcionó evidencia suficiente para demostrar la causa probable del arresto de Ballenger por el control físico real de un vehículo motorizado mientras estaba intoxicado”, en una opinión de 4-1 escrita por el juez de la Corte de Apelaciones Robert Hudson.

“La orden del Tribunal de Distrito de cancelar el arresto de Ballenger y suprimir las pruebas obtenidas de él fue revocada y el caso se sometió a más procedimientos que no contradicen esta opinión”.

El fallo reafirma la capacidad bajo la ley estatal para que las fuerzas del orden arresten a personas por delitos relacionados con el alcohol mientras están en un vehículo en su propia entrada residencial privada.

La gente también lee…

Jason Edge, el abogado de Ballenger, condenó el fallo en un correo electrónico a Tulsa World.

Edge dijo que Ballenger estaba en su propio camino de entrada con el motor del vehículo apagado, la puerta del conductor abierta, la llave de contacto faltante y los agentes de policía no pudieron localizarlo durante unos cinco minutos hasta que los encontraron debajo del asiento.

“El juez de primera instancia escuchó los hechos y les aplicó la ley, e incluso mostró moderación”, escribió Edge. “Ni siquiera está ignorando el caso. Excluyó poca evidencia después de los arrestos ilegales. Y de todo eso más tarde obtuvimos que un tribunal superior volviera a decidir el caso por diferentes motivos”.

“Ahora, todos los habitantes de Oklahoma deben saber que, como señaló un juez disidente, la próxima vez que esté bebiendo en su propia casa y decida que quiere sentarse en su automóvil en su propio camino de entrada y escuchar música; o necesita ir a su automóvil en el camino de entrada y sacar algo de su automóvil … cometió un delito”, escribió Edge. “Una decisión como esa ciertamente no me hace sentir más seguro”.

Ballenger fue arrestado en su casa en Tulsa el 27 de agosto de 2020, luego de que testigos llamaran al 911 para informar que una camioneta se había salido de la carretera varias veces antes de golpear un vehículo policial estacionado en la entrada residencial alrededor de las 9:30 p.m., según los registros judiciales. .

Los oficiales que respondieron encontraron a Ballenger inconsciente en el asiento del conductor de su Ford F-150, según los registros judiciales. La puerta del conductor estaba abierta y una de las piernas de Ballenger descansaba en el camino de entrada a su residencia, según muestran los documentos. La camioneta estaba estacionada, el motor apagado y las llaves debajo del asiento delantero, según el testimonio judicial citado en el fallo judicial.

Según el fallo de la corte de apelaciones, que también citó a otros oficiales en la escena, Ballenger apestaba a alcohol y ralentizó su discurso cuando los oficiales que respondieron lo despertaron por primera vez. Se tambaleó cuando salió de la camioneta y necesitaba ayuda para ponerse de pie, según muestran los registros judiciales.

Ballenger fue arrestado después de que no respondió a las preguntas de los oficiales sobre el suministro de una muestra para la prueba de alcohol en la sangre, según los registros judiciales.

Los fiscales del Tribunal de Distrito del Condado de Tulsa acusaron formalmente a Ballenger el 11 de mayo de 2021 de un cargo de conducir bajo la influencia del alcohol.

Ballenger argumentó con el juez especial del condado de Tulsa, Anthony Miller, que su arresto por DUI no fue válido porque fue un delito menor cometido sin la presencia de un oficial de policía, según los registros judiciales.

También impugnó su arresto por el hecho de que estaba en la entrada de su casa en ese momento.

El estado de Oklahoma, en su apelación contra el fallo del tribunal de distrito, dijo que arrestar el delito sin una orden judicial era apropiado según la ley estatal porque Ballenger tenía el control físico real de su vehículo mientras estaba bajo la influencia del alcohol antes de la aplicación de la ley.

Si bien el fallo de la corte de apelaciones determinó que era apropiado arrestar a Ballenger por una queja de control físico real, Kevin Keller, jefe de la División Criminal de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Tulsa, dijo que no sirvió como impedimento para que luego se le acusara de conducir. bajo la influencia. Dijo que aún se presentarían cargos por DUI contra Ballenger.

“Los elementos de un DUI se pueden hacer a través de cualquier prueba competente”, dijo Keller. “Puedes decir: ‘Este tipo conducía el auto, estos niños lo vieron zigzaguear, luego apareció la policía y vio signos de embriaguez en el mismo vehículo en el que estaba sentado’, ese tipo de cosas”.

La Corte de Apelaciones en lo Penal de Oklahoma estuvo de acuerdo en que el arresto de Ballenger estaba legalmente justificado en base a las observaciones de los oficiales en el lugar.

“Contrariamente a las conclusiones de la corte, el arresto por delito menor de Ballenger se basó en más que información proporcionada por un tercero o mera sospecha”, escribió la corte de apelaciones. “Por el contrario, los hechos y circunstancias de los que el oficial tiene conocimiento son suficientes para justificar que una persona prudente crea que Ballenger estaba en la comisión de APC”.

“El delito de restricción física real se comete cuando una persona intoxicada tiene influencia directa, es decir, control, sobre un vehículo, incluso si la persona está inconsciente”, dijo el tribunal. “Las observaciones de los oficiales en la escena esa noche probablemente fueron la causa del arresto de Ballenger para el APC”.

El tribunal también dictaminó que la policía podía arrestar a Ballenger por una queja de control físico real a pesar de que estaba en su propio camino de entrada en ese momento. Se cita una decisión de 2020 en la que el mismo tribunal determinó, según la ley de Oklahoma, que las entradas de vehículos deben ser tratadas como caminos privados y sujetas a las leyes de tránsito.

En su disidencia, el juez de la corte de apelaciones David Lewis escribió que no concedería la apelación del estado, en parte porque los estados no proporcionaron evidencia de que se les impidió escuchar el caso sin evidencia exenta.

Lewis escribió que también continúa impugnando el fallo judicial de 2020 que fue un factor en el caso. En un fallo de 2020, un tribunal de apelaciones determinó que una persona puede ser acusada de control físico real mientras está en un automóvil en su propio camino privado, citando un cambio en la ley estatal de 2004 que agregó caminos privados a la lista de lugares donde una persona puede ser .sujeto a arresto.

Ballenger fue contratado en 1998 y se retiró del Departamento de Policía de Tulsa el 30 de noviembre de 2021, según un portavoz del departamento. Fue presidente de la Orden de la Fraternidad Policial local de 2012 a 2016.

Video destacado: la regla de ‘no fiestas’ de Airbnb se hizo permanente

curtis.killman@tulsaworld.com

.

About the author

HOLANEWS

Leave a Comment

%d bloggers like this: